Ortoqueratología nocturna

La ortoqueratología consiste en moldear la forma de la córnea mediante unas lentes rígidas, aplanando la porción central, y reducir así la miopía. El cambio experimentado en la forma corneal es semejante al obtenido después de aplicar la técnica de cirugía refractiva con láser en la miopía. Sin embargo, la ortoqueratología es reversible y atraumática, y no elimina ningún tejido. Con esta nueva técnica podemos reducir hasta 6 dioptrías de miopía y 1.50 de astigmatismo directo.

Ortoqueratología nocturna-Moldeo de la forma de la córnea.

Moldeo de la forma de la córnea.

En esta modalidad, las lentes se ponen antes de ir a dormir y se quitan al levantarse. La utilización nocturna de las lentes permite al paciente el poder prescindir de ellas durante todo el día. Esto es debido al aplanamiento controlado de la cornea realizado por las lentes mientras se duerme.

La ortoqueratología es una técnica segura siempre que se realice por profesionales experimentados que dispongan del material de apoyo adecuado. Es imprescindible para un buen control de los cambios corneales derivados de estas adaptaciones, disponer de un topógrafo corneal, que nos mostrará un mapa tridimensional de la cornea y su evolución durante el tratamiento.

En Óptica Fábregas disponemos del material de apoyo y de la experiencia suficiente para realizar este tipo de adaptaciones. Si desean valoraremos su caso en particular pueden reservar día y hora y, con sumo gusto, le realizaremos un estudio.


Ventajas

La ortoqueratología nocturna nos ofrece a los profesionales la ventaja de unos resultados más predecibles, pues al no intervenir en la adaptación ni el movimiento ocular ni el barrido de los párpados, el centrado de las lentes es mejor, por lo que los resultados son más precisos.

Se reducen las complicaciones oculares debido a un menor uso de las lentes de contacto, menor probabilidad de padecer sequedad ocular y a un menor riesgo de agentes externos como pueden ser el viento, el polvo, etcétera.

Controla la miopía en niños y adolescentes. Ha quedado demostrado, en varios estudios al respecto, que la progresión de la miopía en la población juvenil es casi nula.


Historia

Los inicios de esta técnica datan allá en los años 60, al observar que adaptando lentes rígidas permeables al gas con una curvatura más plana que la cornea, esta se amoldaba a la lente aplanando su curvatura y, por lo tanto, reduciendo la miopía. Los resultados no eran malos, pera la recuperación era mínima, solo se conseguía reducir alrededor de 1 dioptría en un año.

En el año 1993 se fabricaron en EEUU las primeras lentes de contacto específicamente diseñadas para este fin, lentes de geometría inversa. Gracias a este nuevo diseño de lentes se consiguió reducir hasta tres dioptrías en unos tres meses. Se llevaban de día durante unas 6 horas y cuando se quitaban la visión seguía siendo buena hasta la noche. A esta técnica se la conoce como ortoqueratología acelerada, pues era más rápida y efectiva que la anterior.

En la actualidad, debido a los avances en la tecnología de fabricación de lentes de contacto y la introducción de materiales de última generación, más permeables, se ha conseguido mejorar el diseño y la permeabilidad de estas lentes, lo cual ha permitido cambiar el uso diurno por el nocturno, pasando a denominarse ortoqueratología nocturna.

Menú