“Moscas e hitos volantes”

Artículos, Consejos y Curiosidades, Cuida tus ojos, Defectos Refractivos

En muchas ocasiones acuden a nuestro centro los clientes preocupados porque han empezado a ver algún hilito o manchita o como una mosquita que les pasa por delante y por supuesto no saben a qué se debe. Esto me ha llevado a pensar que sería muy interesante explicar un poco el motivo de estas manchitas ya que no tiene importancia y es totalmente natural.

En primer lugar debemos tener en cuenta que los ojos no están vacíos, la cavidad interna del ojo esta rellena de un líquido viscoso llamado humor vítreo. Es como una gelatina transparente muy espesa que está unida a la retina por varios puntos. El lugar donde está alojada se llama cavidad vítrea, va desde el cristalino hasta la retina. Su función es clave durante el desarrollo del ojo en la etapa embrionaria, pero tras el nacimiento su única función es la de rellenar el ojo y tiene que permanecer transparente para dejar que la imagen pase a través suyo hasta la retina. Cualquier intervención de retina requiere previamente quitar el vítreo, tras la cirugía el ojo la rellena de suero, un filtrado de la sangre pero sin células y totalmente transparente.

Con los años el humor vítreo envejece como todo el cuerpo humano y tiende a deteriorarse y perder volumen debido a la pérdida de agua intrínseca al cuerpo humano en general. Al empequeñecerse tiende a tirar de la retina y en ocasiones se desprende de la parte posterior del ojo, a esto se le llama desprendimiento de vítreo posterior, no confundir con el desprendimiento de retina que si que es serio y reviste gravedad. El desprendimiento del vítreo por supuesto no es una enfermedad, no quita visión y es muy frecuente sobretodo en los miopes. La cavidad vacía se rellena del suero que nosotros mismos producimos.

El resultado del desprendimiento del vítreo es que al no tener nada que lo estire se reduce y sus proteínas, por la pérdida de agua, se condensan y pierden la transparencia, se forman entonces opacidades que cuando se ponen en medio de la visión producen el efecto de las moscas volantes o puntos negros que dependiendo de su forma pueden parecer un hilito, una telaraña, una sábana, etc. Cuando movemos la vista se mueven con ella y no hay manera de centrarlos, es debido a que están en un punto fijo, normalmente se ven más contrastados cuando tenemos un fondo homogéneo y claro. Con el tiempo los veremos con menos frecuencia y nos molestarán menos, aunque pueden persistir durante muchos años. Lo mejor es que nos acostumbremos a ellos y no les demos importancia, principalmente porque no requieren de un tratamiento especial.

Desprendimiento humor vítreo

Desprendimiento humor vítreo

Menú